La Creación

Y primero la Vida despertó, y dijo: "He aquí el lugar donde he de crear". Y al volver el rostro observó a su hermano, la Muerte. Y él le respondió: "Pero todo lo creado ha de tener un final"

30 de marzo de 2017

El naralthane: la lengua de los que viven y mueren

¡Hola viajeros de Erthara!

En la anterior entrada os hablamos del naralthane, la lengua que hablan los nareltha. En esta entrada os contaremos algo más sobre este idioma. Antes de continuar, si queréis saber algo más sobre los nareltha, podemos pinchar este link

El término para designar la lengua, naralthane, deriva de la expresión del antiguo naralthane: naralthabernetha que significa la lengua de los que viven y mueren.


El naralthane desciende, como el resto de lenguas élficas, del élfico primigenio de Heimni o élfico de Heimni. Cuando los elfos empezaron a hablar y desarrollaron su lenguaje, éste se vio influido por la que es llamada lengua antigua, de origen misterioso, existente en el momento en que las principales razas despertaron. Ese es el origen de los nombres dados a los tres continentes conocidos de Erthara: Aranorth, donde viven los nareltha (que significa Tierra del Sol en la lengua antigua); Lanorth, el continente del este del cual emigraron (que significa Tierra del Origen en la lengua antigua); y Athros, un continente en el sur del mundo.  En naralthane existe un nombre alternativo para el continente del este, Alerthe (lit. Tierra de la Sombra), bastante más usado que Lanorth. 
  
La lengua antigua es origen también de muchas palabras del léxico actual del naralthane.

El nareltha es la única lengua que se conserva de la rama kenmalnethar, una de las dos principales ramas de las lenguas de los elfos que emigraron Lanorth a Aranorth. Otro idioma élfico importante de esta parte del mundo es el nyrr-nerz, hablado por los elfos oscuros, Uonu-nyrr, que debido a su radical transformación desde el élfico primigenio, se le considera perteneciente a una tercera rama.

Ya antes de emigrar de Heimni, los antepasados de los nareltha, inventaron las letras, las llamadas okkân, y estas fueron adoptadas por la mayoría de lenguas élficas. Así, el naralthane se convirtió en el primer idioma élfico en ser escrito en Erthara y, probablemente, también el primero si contamos lenguas humanas y enanas.

Los nareltha habitaron durante la Primera Era en  Tualema, una ciudad ubicada en el extremo  más noroccidental del continente. La ciudad acabó en el fondo del océano a finales de dicha era. Pasaron gran parte de la Segunda Era emigrando de un lugar a otro hasta que finalmente construyeron Alenelê, su actual capital, y debido a ello, su idioma fue impregnándose de palabras procedentes de idiomas humanos, principalmente del vastarli, la lengua del desierto o de algunas de las antiguas lenguas de los hombres del Elthaluare.

Desde que se instalaron en Aleneltê, y debido a su influencia cultural, muchos pueblos humanos de los alrededores adoptaron el naralthane como lengua culta. Por ello,  muchas de sus palabras son usadas en la lengua común, incluido el nombre que los nareltha dan al mundo: Erthara. En las cartografías de muchas ciudades del continente se conservan los nombres naralthane de muchas ubicaciones del gran bosque Elthaluare. Además, el naralthane también está presente en el calendario oficial de Aranorth, cuyos meses y principales días festivos son nombrados con palabras nareltha.

Cuando los nareltha empezaron a diferenciarse en los dos linajes que son en el año 1412, elthalântar y narelântar, un nuevo vocabulario empezó a gestarse, con algunas diferencias en pronunciación, ciertas palabras características de cada grupo y algunos rasgos gramaticales que hoy son únicos en el naralthane. No se puede decir que los elthalântar y narelântar hablen dialectos distintos, pero si se puede considerar que utilizan acentos particulares, sobre todo entre las clases bajas. Además, en la ciudad humana Nirent, donde viven muchos nareltha que no llegaron a instalarse en Aleneltê, estos hablan con un acento que casi podría definirse como dialecto.

24 de marzo de 2017

El naralthane: cuando las palabras cuentan una historia.



¡Salve, viajeros!

El naralthane es una ideolengua o conlang (lengua inventada o construida) que hablan los nareltha, protagonistas de la saga de fantasía épica “Las Espadas de Eda”.

En la fantasía épica es relativamente común que el autor o autora invente una lengua (o varias) para los habitantes de su mundo. El ejemplo más claro es J.R.R. Tolkien, que ideó varias lenguas de la Tierra Media, siendo las más conocidas el quenya y el sindarin, ambas lenguas élficas.

Pues bien, en el mundo de Erthara, el naralthane es nuestro particular quenya. Lo hemos desarrollado al nivel de la lengua creada por Tolkien (es decir, fonética, reglas gramaticales y vocabulario).

¿Por qué y cómo se nos ocurrió crear una lengua? No hay una razón concreta pero quizás la primera y principal es que nos permitía crear nombres para personajes, localizaciones y accidentes geográficos con un relativo sentido. Así, si unas montañas se llaman “piedra blanca”, no teníamos nada más que ir a buscar las palabras que habíamos creado para piedra y para blanco. De esta manera, construimos el nombre por el cual son conocidas esas montañas: Angennel. Muchos de los topónimos del bosque Elthaluare están en naralthane. Así, lugares como las montañas Angennel, los ríos Tensell o Tenelthî o el propio nombre del bosque, Elthaluare, son nombres naralthane.



El origen del naralthane se remonta a 2007. En la página elanillounico.com, la principal web en español dedicada a la obra de Tolkien, se organizaba un juego de rol literario llamado “La Guerra de los Clanes”, que consistía en crear clanes (o naciones) y un personaje para elaborar historias ambientadas en el mundo de Tolkien. En la cuarta partida fue cuando creamos a los nareltha, aunque entonces tenían otro nombre. En ese entonces eran elfos emparentados con los Noldor de Tolkien y tenían su propia lengua derivada del proto-élfico (del cual derivaron el sindarin y el quenya): el Lambê Narmafirion. Este fue el germen de lo que hoy es el naralthane, y ya entonces creamos un nutrido vocabulario, una fonética y las reglas gramaticales básicas.

Cuando el juego se terminó y, como la historia nos había gustado tanto y le habíamos cogido realmente mucho cariño, decidimos que no debía perderse. Pero, si queríamos escribir profesionalmente una serie de novelas, debíamos crear nuestro propio mundo desde cero: mitología, historia y, por supuesto, idioma. Ya no nos valía usar las raíces del proto-élfico que Tolkien inventó. Así, nos pusimos manos a la obra y desde 2010, a la misma vez que íbamos creando todo lo demás, fuimos creando nuestras propias raíces y nuestro propio vocabulario.

Durante estos años, hemos ido modificando, añadiendo y, en definitiva, refinando el naralthane, para que tenga su entidad. Aunque siempre tendrá ese sabor a los idiomas que tan extraordinariamente creó Tolkien y que tanto nos han seducido y guiado a muchos apasionados de la fantasía épica.

Como curiosidad y, a modo de ejemplo de la génesis y evolución del naralthane, os ponemos un ejemplo de palabras en los idiomas de Tolkien y los creados por nosotros:



LENGUAS DE TOLKIEN
CONLANGS DE LOS AUTORES
Proto-élfico
Quenya
Sindarin
Narmafirion
Naralthane
Thoron

Soron
Thôr
Soro
Wire (águila)
Kwe

Kwet
Ped
Kez
Tez (hablar)
Galadâ

Alda
Galadh
Alda
Eltha (árbol, vida)
-
Nuru
-
Nuru
Nare (muerte)

Balî (poder, dios)
Vala (dios)
Balan (dios)
Balî (dirigente del país)
Dalên (dirigente del país)


Ajan (sagrado)

Aina, aira (sagrado)
Aer (sagrado)
Ain (dios)
Nin (dios)
Aina, ayan (sagrado)
Nin, ninye (sagrado)


-
Rómen
Rhûn
Rôna
Kelte (Este, punto cardinal)

Stel
Estel
Estel
Esthê
Besse (esperanza)


En próximas entrada os contaremos más sobre el naralthane. 

17 de marzo de 2017

Aranorth, la Tierra del Sol

¡Saludos, viajeros de Erthara!


Ha pasado ya mucho tiempo desde la última vez que la cálida chimenea de la taberna del Hada Verde no se encendía para sentarnos a su alrededor y contar alguna historia, hablaros de algún pueblo, informaros de nuestros avances con la novela o mostraros alguna curiosidad.

Hoy, con la primavera a punto de llegar, os queremos enseñar este mapa que hemos encontrado en la Biblioteca de las Mil Torres de Erein. Aquí podréis ver Aranorth en toda su vastedad. Aranorth, que significa "Tierra del Sol" (de Aera-n-örhth, nombre dado por la antigua lengua), tiene forma de U, con dos brazos separados por un canal, allí en el sur, donde pone "marismas de la Concordia". Elerthe, el país de los nareltha, se encuentra en el brazo occidental de Aranorth, en el sureste del Gran Bosque de Elthaluare, a la sombra de las montañas Angennel.

Según me han contado para los cartógrafos ha sido un duro trabajo, pero ya estaban deseando mostraros su trabajo. Como véis es un mapa geográfico y, aunque están dibujadas algunas de las principales ciudades, no tienen los nombres ni de esas ciudades ni de los países. Pronto podréis disfrutar del mapa con el nombre de los principales países que hay en otras partes del continente. 

Sin nada más os dejamos con el mapa de Aranorth:






¡Gracias por seguirnos en la distancia!

P.D. Para ver el mapa a más detalle, podéis ir a la sección de mapas:

Sección de mapas 


O podéis ir al facebook o al twitter de Erthara:

Facebook 

Twitter

Translate